Vehículos AGV

Los carros AGV (Automated Guided Vehicle) son vehículos autónomos capaces de circular por caminos predefinidos de manera automática para su utilización en múltiples aplicaciones de recogida, transporte y depósito de cargas. Funcionan con batería durante varias horas y son muy eficientes.

BAMA diseña y fabrica e integra AGVs a medida con diferentes tecnologías de guiado, adaptados a las necesidades de cada instalación.

Inicialmente estos vehículos fueron diseñados para transportar cargas unitarias y su campo de aplicación era el transporte entre dos puntos, resultando la solución ideal para aquellos casos en los que una o varias carretillas tengan que realizar trabajos repetitivos o de más de un turno. Con su evolución su uso se ha extendido y en la actualidad se pueden encontrar multitud de configuraciones para distintas soluciones.

En la actualidad, ya se empieza a hablar de los AIV (Autonomous Intelligent Vehicle), capaces de aprender y navegar de modo natural, sin consumibles de guiado con una vida útil limitada, capaces de evitar a las personas o colaborar con ellas, flexibles para buscar rutas alternativas o adaptarse a cambios en el entorno y optimizadas para obtener el máximo rendimiento.

Existen diversos tipos según la carga y la variedad de equipos auxiliares como rodillos motorizados, horquillas elevadoras, utillajes, mesas y cualquier elemento especial.

Funcionamiento

Su utilización es muy amplia en almacenes, secciones de montaje, talleres de fabricación flexible, integración con robot de ensamblaje, transporte a distancia sin conductor, etc.

Los AGVs se componen generalmente de un robusto bastidor sobre el cual están situadas, en la parte inferior la rueda o ruedas directriz y de contraste, y en su interior están alojados todos los elementos de mando y de control, así como la batería de alimentación con sus correspondientes equipos de potencia.

El movimiento de traslación viene proporcionado por una moto-rueda, montada sobre un cojinete axial que permite la rotación del conjunto. Al eje de la moto-rueda se acopla un encoder incremental para asegurar las funciones de centrado.

El motor de tracción, del tipo campo serie, acoplado a un reductor especial expresamente diseñado para absorber los pares de frenado del vehículo, forman un conjunto solidario con el soporte giratorio de la moto-rueda.

El AGV además de su funcionamiento automático, recibiendo órdenes por medio de transmisión de datos, puede funcionar en modo semiautomático y manual.

Aplicaciones

En la actualidad, los AGVs se emplean en tres grandes áreas: la distribución, el montaje y la fabricación, ya que la mayor ventaja de estos vehículos es su eficacia y la posibilidad de acoplarlos dentro de otros sistemas. Entre sus aplicaciones, se encuentran:

  • Mover gran cantidad de carga a largas distancias
  • Distribuir y almacenar productos de forma automatizada
  • Portadores de unidad de carga entre líneas de ensamblaje
  • Sistemas FMS, en los que los AGVs transportan cargas en palés con varios componentes a las diferentes estaciones. Cuando una estación termina de procesar una carga, un vehículo se dirige para recogerla y llevarlo, si cabe, a otra estación

Tecnologías de navegación

BAMA adapta sus equipos para navegar con distintos sistemas de guiado, en función de las necesidades de la instalación.

Guiado inductivo o filoguiado

Es el sistema original y el más utilizado inicialmente. Consiste en unos cables enterrados a pocos centímetros del suelo conectados a un emisor de baja frecuencia que produce una corriente inductiva (campos magnéticos de baja frecuencia), que es capaz de detectar los sensores instalados en el vehículo, denominado rack de guía.

Guiado óptico o magnético

Consisten en un camino marcado por medio de una línea en el suelo que siguen los sensores de aproximación ópticos o magnéticos.

Un desarrollo posterior de este sistema se centró en la utilización de un camino químico activado con rayos ultravioletas.

Guiado por visión artificial

Con un sistema de visión artificial embarcado con cámaras PTX (pan-tilt-zoom) 360º el vehículo obtiene, procesa y analiza el entorno a través de imágenes digitales, interpolando su localización mediante la identificación de marcas visuales.

Guiado láser

Se basa en un esquema de posiciones dentro del vehículo y un láser, que lee la distancias a un conjunto de receptores del recorrido y mediante triangulación le permite identificar la posición y el camino que debe recorrer. Actualmente este detector de posición se puede sustituir por un sistema GPS de posicionamiento.

En la actualidad, además de las tecnologías mencionadas, están cobrando fuerza los sistemas de localización SLAM, por marcas visuales o incluso por RFID, y la navegación se está afinando con el uso de la odometría mecánica o visual.

Confíe en BAMA para crear AGVs completamente adaptados a sus necesidades

El socio tecnológico que necesita

Contactar con BAMA